París

Este es el cambio más grande de este año para mí… Dos de mis mejores amigas están, ahora mismo, de Erasmus en París (sí, las dos a la vez 😦 ).

Con ellas pasaba la mayor parte de tiempo en la Escuela, ahora ya no es lo mismo sin ellas… Ir al tigre, hacer prácticas en la Escuela, las comidas en la DEISI, salir de tranquis son cosas que han cambiado… hace meses que no voy al tigre, ya casi no hago las prácticas en la escuela (y si lo hago ya no en nuestro típico sitio…), ahora lo difícil es comer con alguien (eso de cuadrar horarios no está yendo bien) y ya de salir de tranquis… imposible!! No he encontrado a nadie a la altura…

Lado positivo: Tengo dos casas en París en las que seré bien recibida siempre que vaya (o eso me hacen creer xDD)

La semana siguiente a la visita a Castellanos de Castro me fui a hacerlas una visita a ellas 🙂

Como era de esperar tuve retraso en el vuelo, casi tres horas, cosa que no solo me afectó a mí, ya que mi hora prevista de llegada a París eran las 19.45h y  KoldLight que me esperaba en el metro desde las 19 y pico… mandé un mensaje contando lo que pasaba… pero se lo mandé a la otra parisina que tampoco lo leyó a tiempo.

Bueno, una vez en París, conseguí llegar a St. Michel a las 22.20 donde KoldLight estaba esperándome, tras haberme recorrido todo el aeropuerto de CDG andando porque el RER (tren que te lleva a París) estaba a la otra punta y haber esperado pacientemente a que el RER se moviese, porque por un rato pensé que eso no iba a arrancar nunca… :S

Una vez en St. Michel todo mucho mejor, ya no estaba tensa, pasase lo que pasase estaba KoldLight para hablar en francés por mí xDD (mi nivel en francés es nulo) y ella sabía a dónde íbamos, así que bien :).

Viaje en metro en Francia es sinónimo de encontrarte con algún raro… xDD

Efectivamente, tuvimos KoldLight y yo, el placer de ver a una chica gótica rapada (casi al cero), con mogollón de piercings por la cara y en las orejas que tenía un libro de lectura en la mano, en el cuál estaba dibujando una especia de calavera, hasta que de repente nos dimos cuenta que no era eso… sino que se caricaturaba a ella misma, en eso que se levantó un poco las hojas anteriores y pude ver que había un dibujo de ella en cada una de las hojas… ¡Un poco rara la chica!

Llegada a la Residencia, ¡fantástico!, ascensor estropeado, 6 pisos con la maleta en mano…

Prueba superada, llegué al piso de la otra parisina y ahí conocí al catalán de la residencia… nos caímos bien a la primera, a los 20 min ya me estaba diciendo que me odiaba xDD

Pero gracias a él tuve hinchador, para mi cama 🙂

Procedimos a hacer la cena, me tenían pensado crêpes parisinos, en los primeros todavía no había un dominio de ellos, pero se fue mejorando la técnica jeje

Al día siguiente fuimos de visita turística por París, empezando por la Rue de Rivoli recorriéndolo andando hasta el museo del Louvre, donde tuve que hacer la típica foto 😀

Más tarde atravesando el Jardin des Tuileries, pasando por el Arc deTriomphe du Carrousel, hasta la Place de la Concorde, llegando así a la Avenue des Champs-Elysées con fondo de Arc de Triomphe de l’Étoile.

Como curiosidad, en el interior del Arc de Triomphe se encuentran escritos los nombres de los 558 Generales del Imperio francés, entre los que se encuentra un general con el que comparto mi primer apellido. Éste arco fue construido por Napoleón Bonaparte tras su victoria en la Batalla de Austerlitz.

Llegados a este punto ya se nos hizo tarde, por lo que decidimos ir a comer, y mientras volvíamos por la Avenue des Champs-Elysées camino del Quick, un sitio de comida rápida, bastante asequible.

Éste sería más o menos como en España el Burguer o McDonals.

Justo cuando íbamos a entrar observamos que se acaba de liar una buena en plena Avenue des Champs-Elysées, así tuvimos que posponer lo de comer y nos acercamos a ver que se cocía, primera imagen:

Intentamos averiguar de qué se quejaban, yo lo único que veía es que iban con bata azul y que tenía que ser algo de médicos, las parisinas dedujeron que era algo relacionado con los anestesistas, creo recordar.

A todo esto llegó la policía, ya que habían movilizado París entero… sería algo parecido a que en Madrid se cortase el paseo de la Castellana… e hicieron barrera para evitar que avanzasen:

Sobretodo, lo que más llamaba la atención era tener esta imagen con el fondo del Arc de Triomphe de l’Étoile:

Hasta que definitivamente ya decidimos ir a comer, probamos la comida del Quick y salvo KoldLight que no supo elegir… la otra parisina y yo muy contentas de la comida.

A continuación nos fuimos a casa a echarnos una siestecita 🙂

Al despertar ya era un poco tarde y justo vino el catalán a ver qué hacíamos esa noche, el resultado fue cenita en su casa con otros dos Erasmus, una castellonense y un milanés.

Pero antes nos bajamos el catalán y yo al Casino (supermercado parisino favorito de mis amigas) a comprar la cena y a buscar a los otros Erasmus  que no sabían llegar.

Una vez en el Casino, del que tanto y tan bien me habían hablado las parisinas, empezamos a buscar el lambrusco (bebida que no puede faltar en ninguna cena que se precie), después de buscarlo durante un rato en todas las estanterías y varias veces, porque no lo veía y sabía que tenía que estar, el catalán se dio cuenta que estaba en otro sitio (al lado) pero en otro sitio…

A raíz de esa noche tuve que empezar a hacer oído con el francés xDD aunque fuesen la mayoría españoles con el milanés hablaban en francés.

Pero me enteraba más o menos de qué hablaban y si me perdía en algo solo tenía que preguntar a alguno :).

Y con el milanés solo podía hablar en inglés, menos mal que él era más internacional que yo! Aún así me lo pasé muy bien.

Al día siguiente nada más comer ternera con salsa de queso roquefort

fuimos a ver el Sacré-Coeur, precioso, por cierto:

dónde nos encontramos a un chico haciendo acrobacias en una valla justo delante de la catedral y con el fondo de París:

Me pareció muy currado por su parte, después empezó a trepar por una farola hasta llegar arriba, todo esto con la pelota girando, la cual no se paró en ningún momento, francamente impresionante 🙂

Esa misma noche era la noche en blanco parisina a la cual me apetecía un montón ir, me imaginaba que sería mucho mejor que en Madrid, puesto que surgió ahí, pero nada, fue una gran decepción, no había demasiadas cosas programadas, fuimos a ver un espectáculo de luces que nunca encontramos…

Esto fue lo más parecido a luces que encontramos xDD

Lo único que mereció la pena fue que visitamos la Cathédrale de Notre Dame iluminada de noche y que justo en la misma plaza había unos tocando lo que a mí me parecieron yembes o bongós, no estoy muy segura 🙂

Para terminar contaré que ese mismo día yendo en el metro nos convertimos, el milanés y yo, en dos raros más del metro de París xD

No sé cómo ni por qué empezamos a cantar la canción de Celine Dion “My Heart Will Go On”, cuanto menos curiosa situación 🙂

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Viajes. Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a París

  1. _rubenR dijo:

    La foto de la ternera con roquefort es la clave! xD

  2. Anonimous dijo:

    París es lo mejor, lástima que esté lleno de franceses jajaja.
    Pero ve a la eps a hacer las prácticas que me mola ver tus ojazos por ahiii jejeje.
    Espero que ya estés recuperada del todooo 🙂

  3. koldLight dijo:

    Jajajaja, aquí también se te echa de menosssss! No te preocupes que haremos alguna de tigre + salir de tranquis xD. Por cierto, Anonimous, no se dicen piropos sin poner el nombre…!

  4. Anonimous dijo:

    Jajaja… ummm otro día KoldLuz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s